School Accessories on Green Background, Flat Lay, Back To School

Reinventarse durante el confinamiento

Ante la particular situación que estamos viviendo, a nivel mundial, la creatividad resulta esencial para llevar adelante, de la mejor manera, el confinamiento.

Tanto las familias como el sector educativo tienen que reinventarse y ver de qué manera pueden organizar el tiempo en casa de los niños para tenerlos activos; física y mentalmente. También deben hacer lo posible para reforzar y consolidar los aprendizajes.

Desde el punto de vista familiar las tareas se complican, teniendo en cuenta que no podemos salir de nuestros hogares. Debemos apoyarnos, pues, en las distintas instituciones para ofrecerles a los niños tareas y fechas de entrega. 

El trabajo conjunto nos hará estrechar vínculos con nuestros hijos. Además, nos permitirá trabajar con ellos el sentido de la responsabilidad. Es decir: no estamos de vacaciones, sólo estamos realizando nuestras tareas cotidianas desde casa.

Esto implica que sigue habiendo horarios para respetar, tareas que cumplir y responsabilidades.

Es por ello qué repetimos: reinventarse. ¿Pero cómo reinventarse durante el confinamiento?

los-ninos-durante-la-cuarentena

Pautas efectivas para el estudio (durante el confinamiento)

 

1. Su propio espacio

Los niños tienen su propio espacio. De lunes a viernes en las aulas. Están acostumbrados a tener útiles y documentos ordenados y estar alejado de distracciones. 

Por ello, te recomendamos ofrecerles un espacio que sea para ellos. En dicho espacio ayuda a mantener el orden y deja en claro que ese lugar está pensado para desarrollar tareas específicas.

2. Planificación

Es importante que la institución educativa envíe toda la información para el estudio, con sus fechas de entrega y requisitos. Así la planificación será más efectiva.

3. Organiza su tiempo

Como dijimos anteriormente es fundamental fomentar la independencia y la autonomía del niño. Es clave hacerle entender que, por más que estemos en casa, debe continuar con sus tareas como si fuese al colegio.

Por ello, te recomendamos definir un horario y sus rutinas. Hazlo de manera conjunta con el niño para que se sienta acompañado y motivado. Puedes hacer el horario de manera semanal y, juntos, controlar los progresos y los tiempos. No te olvides de dejar los debidos tiempos de descanso entre actividad y actividad y recuerda que en el colegio tienen tiempo para el almuerzo, el deporte, los juegos en el patio y la comida. 

Pero no nos centremos sólo en el estudio: démosle responsabilidades del hogar. Una buena idea es la crear una lista con tareas para ir tachando a medida que se cumplen. Así, el niño se motivará al ver los avances. 

Ordenar la habitación, hacerse la cama, ayudar en la cocina (zumos, ensaladas, pizza, bocadillos, sándwiches y repostería casera son cosas que pueden hacer fácilmente. Podemos enseñarles, también, cómo hacer platos sencillos) limpiar su espacio de trabajo, sus documentos y archivadores, poner y quitar la mesa o el lavavajillas, barrer, quitar el polvo, ordenar armarios o juguetes y recoger la ropa sucia son algunas ideas que los niños de seis a doce años podrán poner en práctica sin problemas. Recuerda: siempre acompañando al menor, pero al mismo tiempo fomentando la autonomía.

4. ¡Juega con ellos!

El confinamiento es una oportunidad increíble para estrechar lazos. Seguramente los niños querrán utilizar la tecnología (móviles u ordenadores). Si bien puedes darles su tiempo para que lo hagan, tiempo que aconsejamos que sea lo más acotado posible, aprovecha esta oportunidad para jugar a juegos de mesa (ajedrez, parchís, hundir la flota, el lince, el ahorcado, el Trivial, el Pictionary o el Scrabble son juegos con los que, además de pasarlo bien, ejercitamos la rapidez, la memoria, la lógica, el cálculo, el aprendizaje de vocabulario nuevo etc).

Comparte tu tiempo con ellos. Fomenta las conversaciones familiares, alarga las sobremesas, organizad sesiones de cine familiar, programad videoconferencias familiares con los abuelos, tíos y otros familiares. Es la mejor manera de fortalecer y estrechar los vínculos.

¡No os olvidéis de sus compañeros de clase! Es bueno, y saludable, dejar que hablen con ellos de tanto en tanto y que compartan su día a día con sus iguales.  

5. Que no pierdan la forma.

Actualmente hay muchas clases online de deporte.

Aprovecha para que hagan uso de la tecnología y, a su vez, hagan deporte.

Súmalos también a tus ejercicios: qué te acompañe e intente trabajar contigo.

Si se trata de adolescentes ¿por qué no dejar que se apunten a algún curso on line? Escritura creativa, manualidades, informática, idiomas, cocina, fotografía, arte, maquillaje, dibujo, música, historia ¡las posibilidades son infinitas! Hay muchos y algunos son gratuitos. 

Desde Refuerza Kids, como expertos en counseling familiar y terapia de familias, te dejamos estas ideas para el confinamiento. Este debe ser una oportunidad para crecer, estrechar vínculos con los integrantes de la familia y aprender ¡muchas cosas nuevas! en un entorno distinto al habitual.

Si tienes dudas contacta con nuestro equipo de expertos y te ayudaremos en todo lo que podamos.  Hazlo haciendo clic aquí.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia. Si continúa navegando consideraremos que acepta su uso. Para obtener más información sobre las cookies de esta web, consulte nuestra Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies