Home School Studying Teaching Together Casual Concept

Estudiar y hacer deberes durante el confinamiento.

Todo parece indicar que no se va a reanudar el curso escolar de forma presencial, por lo que conseguir que los niños, niñas y adolescentes no “pierdan el curso” y aprendan los contenidos previstos se convierte en una necesidad.

El aprendizaje de nuestros hijos e hijas siempre ha sido una tarea compartida con el colegio, pero en las circunstancias actuales esto se ha incrementado más que nunca.

Sin duda, se trata de un gran reto para la comunidad educativa, pero no lo es menos para las familias. Desde los distintos, colegios se han programado deberes y actividades para mantener a sus alumnos activos y consolidar así los hábitos de trabajo y los aprendizajes conseguidos hasta ese momento.

Cada centro educativo ha instaurado el sistema que ha creído más conveniente (o simplemente el que le ha sido posible), por lo que es difícil generalizar.

Pero si algo tienen en común, es que deben hacerse desde casa, en el mejor de los casos, con el soporte telemático de los profesores.

En cualquier caso, el alumno deberá enfrentarse sólo a la tarea y dependiendo de la etapa educativa del alumno podrá hacerlo con una mayor o menor autonomía.

¿Qué podemos hacer desde casa para afrontar la situación?

1º) Establecer un horario de trabajo de acuerdo con el sistema del colegio que incluya los descansos proporcionales y apropiados.

2º) De lunes a viernes, mantener rutinas a la hora de despertar, desayunar, aseo, comida, cena y hora de ir a dormir.

3º) Escoger el lugar de trabajo, que debe ser siempre el mismo y mantener el orden del material de estudio, sacando y recogiendo cada día el material que se use. No caer en la tentación de “total mañana lo volveré a usar”.

4º) Ser especialmente cuidadoso con la dieta, y prestar atención especial al

sueño.

5º) Incluir actividad física diaria apropiada a la edad.

6º) Vigilar la exposición a las pantallas. Si nuestro hijo/-a esta 4 horas

pendiente del ordenador o Tablet porque tiene tareas escolares, intentemos

evitar que después juegue con dispositivos electrónicos o vea la TV, hasta un

par de horas más tarde, por lo menos.

 

7º) Marcar unas rutinas (y horarios) diferentes para la semana “laboral”, de lunes a viernes y otra para el fin de semana, sábado y domingo.

Montse Orpi

Psicóloga especialista en Dificultades de Aprendizaje

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia. Si continúa navegando consideraremos que acepta su uso. Para obtener más información sobre las cookies de esta web, consulte nuestra Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies